Edward Bernays

Menu
El Profesor Doctor Edward L. Bernays Freud

Considerado el mejor experto en Relaciones Públicas del mundo, asesor de Presidentes de Estados Unidos, de la Casa Blanca, de Gobiernos de países y empresas líderes, así como pionero mundial de la profesión. En 1985 fué presidente honorifico de ESERP y le dió un gran impulso.

Caso: La censura.

 

Hay ejemplos, interesantes aunque oscuros, del funcionamiento complementario de varias fuerzas. En el campo del cine, por ejemplo, los productores, los actores y la prensa siempre han presentado batalla a la censura. Sin duda alguna, la censura cinematográfica en su funcionamiento práctico es un obstáculo económico y artístico.


La censura continuará, sin embargo, a pesar de los productores mientras haya una disposición por parte del público a aceptar esta censura.


El público, en general, ha rehusado unirse a la batalla contra la censura porque existe la creencia más o menos articulada de que los niños, si no las mujeres, deberían protegerse de ver escenas chocantes, tales como asesinatos gráficamente retratados, toma de drogas, inmoralidad y otros actos que podrían ofender o incitar a ser imitados.


“Bienes Dañados”, antes de su presentación en América en 1913, fue analizada por el asesor en Relaciones Públicas que ayudó a producir la obra. Reconoció que a menos que esa parte del sentimiento público que creía en la educación y la verdad pudiera obviarse de esa parte de la opinión pública que condenaba la mención de temas sexuales, “Bienes Dañados” sería un fracaso. Por ello, los productores no trataron de educar al público presentando la obra como tal, sino que permitieron que grupos y líderes interesados en la educación expresaran su apoyo a la obra de Brieux y, en cierto sentido, patrocinaran la producción.


La prueba de que el público y las instituciones que crean la opinión pública interaccionan se muestra en ejemplos como los de los libros ignorados por el público en un momento dado y vueltos a publicar más tarde por petición popular cuando la opinión pública se había alterado. Entre tales libros tenemos científicos y religiosos.