Edward Bernays

Menu
El Profesor Doctor Edward L. Bernays Freud

Considerado el mejor experto en Relaciones Públicas del mundo, asesor de Presidentes de Estados Unidos, de la Casa Blanca, de Gobiernos de países y empresas líderes, así como pionero mundial de la profesión. En 1985 fué presidente honorifico de ESERP y le dió un gran impulso.

Caso: Reintegrar en la sociedad excombatientes americanos

 

El siguiente incidente que he seleccionado se ciñe más que los anteriores a la concepción popular del trabajo del asesor en Relaciones Públicas. Durante la primavera y verano de 1919, el problema de reintegrar a los excombatientes en la vida civil de América era un tema serio y difícil. Miles de hombres que acababan de regresar del extranjero se estaban enfrentando a la dura experiencia de encontrar trabajo. Después de su experiencia en la guerra no resultaba ninguna sorpresa que empezasen a sentir cierta amargura contra el Gobierno y aquellos americanos que por una u otra razón no habían servido en filas durante la guerra.


El Departamento de Guerra, bajo el mando del coronel Arthur Wood, ayudante del Secretario de Guerra, lanzó una campaña a nivel nacional para ayudar a aquellos hombres a encontrar trabajo, y sobre todo para manifestarles de la manera más concreta posible que mantendría su interés por su bienestar. El incidente del que me ocuparé ocurrió durante esta campaña.


En julio de 1919, faltaba mano de obra en Kansas y se temía que una gran proporción de la cosecha de trigo no pudiera recogerse a tiempo. Las actividades del Departamento de Guerra para la reinte- gración de los excombatientes ya habían recibido una amplia publicidad y la Cámara de Comercio de Kansas City apeló directamente al Departamento de Guerra en Washington, después de haber fracasado en sus iniciativas en otras direcciones, para que consiguiera hombres dispuestos a ayudar en la recogida de la cosecha de trigo. Elasesor en Relaciones Públicas preparó un anuncio de las oportunidades de empleo en Kansas y la distribuyó al público a través de los periódicos por todo el país. La agencia de noticias Associated Press telegrafió el anuncio como un despacho de prensa. A los cuatro días, la Cámara de Comercio de Kansas City telegrafió al Departamento de Guerra para anunciar que ya se habían logrado reclutar suficientes hombres para asegurar la recogida de la cosecha de trigo y pidió que se anunciaran el hecho de la misma manera en que se había dado publicidad de las oportunidades de empleo previamente.


En contraste con este último ejemplo y como ilustración de un tipo de trabajo menos conocido por el público, contaré otro incidente de la misma campaña para la reintegración a la vida civil de los excombatientes. El problema del empleo era, naturalmente, la cruz de la dificultad. Se adoptaron diversas medidas para obtener la co- operación de los empresarios en la concesión de oportunidades de empleo a los exmiembros del Ejército, la Armada y los Marines. Una de las medidas apelaba al orgullo local y personal de los empresarios americanos subrayaba su honorable obligación de readmitir a sus an- tiguos empleados ahora que estaban libres del servicio a su patria.


El Secretario de Guerra, el Secretario de la Armada y el Ayudante del Secretario de Guerra firmaron una citación que se había preparado para ser exhibida en las tiendas y fábricas de los empresarios que declarasen a los Departamentos de Guerra y de la Armada su voluntad de readmitir a los excombatientes. Los miembros de la Asocición de la Quinta Avenida organizaron la exhibición de listas de estos empresarios el día de la toma de la Bastilla, 14 de julio de 1919.


La Asociación de la Quinta Avenida de la Ciudad de Nueva York, un influyente grupo de empresarios, fue quizá la primera institución en cooperar en esta importante campaña para la readmisión de los excombatientes. Resultaba de particular interés que las acciones se llevaran a cabo de forma concertada al ser un tema objeto del interés público. La historia de lo que estos líderes empresariales americanoshicieron se propagó por todo el país por correo, prensa o comentarios boca a boca. Su ejemplo fue de indudable valor para conseguir la cooperación de otros empresarios del país. Resultó muy eficaz hacer un llamamiento sobre la acción, resaltando, que se envió a miles de empresarios individuales de todo el país.