Edward Bernays

Menu
El Profesor Doctor Edward L. Bernays Freud

Considerado el mejor experto en Relaciones Públicas del mundo, asesor de Presidentes de Estados Unidos, de la Casa Blanca, de Gobiernos de países y empresas líderes, así como pionero mundial de la profesión. En 1985 fué presidente honorifico de ESERP y le dió un gran impulso.

Nuevo método MMPS – Multicultural Method Persuasion System.

 

Una vez analizadas las fases del modelo de persuasión de E. Bernays utilizado cuando trabajábamos a su lado, y de describir, brevemente, un par de ejemplos, vamos a explicar nuestro modelo y que diferencias existen con el de Bernays.

.

Fases del método.

.

El método MMPS consta de nueve fases, a saber:

.
Fase I: Análisis de la situación multicultural y diagnóstico de problemas.

.
¿Dónde nos encontramos? Examinar y estudiar en qué situación está el problema. Localizarlo y hacer una valoración del mismo. Priorizar el problema en función de la gravedad, en base a importante o urgente.

.

Fase II: Definición del objetivo de la campaña multicultural.
¿Qué queremos? Fijar un/unos objetivo/s para focalizar el esfuerzo de la campaña. Saber donde queremos llegar.

.

Fase III: Identificación del mensaje multicultural y estrategia de comunicación.
¿Cómo persuadiremos? Que el mensaje tenga contenido con base creíble, veraz y que dote de credibilidad y confianza a la campaña. Configurar la estrategia a seguir para comunicar el mensaje de la mejor manera a los públicos objetivos.

.

Fase IV: Identificación de clientes y objetivos multiculturales.
¿A quién persuadiremos? Tener claro a quien vamos a dirigir nuestros mensajes. Sin público objetivo definido nuestro mensaje puede no llegar a buen receptor.

.

Fase V: Identificación de canales de la campaña.
¿Cómo identificar los mejores canales? Analizar y valorar cómo y cuando y donde y de qué forma debemos hacer llegar el mensaje nuestro público objetivo. Nuestro público marcará el tipo de canal a utilizar, TV, radio, Internet, etc., momento, lugar y situación, de cómo comunicaremos.

.

Fase VI: Prueba piloto test.
¡Asegurémonos el éxito! A través de un grupo reducido realizaremos un focus group, o prueba piloto, donde testaremos los mensajes, la forma, el tono, si el mensaje. Se entiende y si a través de los canales escogidos y seleccionados previamente seremos capaces de hacer llegar el mensaje a nuestro público objetivo con claridad y que luego sea retenido en la psique sin que pase desapercibido.

.

Fase VII: Lanzamiento de la campaña: la fórmula del éxito aplicada a la multiculturalidad.
Ejecución de la campaña con garantía de persuasión multicultural. Es el momento de la aplicación y ejecución de la campaña. Llevaremos a cabo todas las acciones que componen la campaña preparada y lanzaremos a través de los canales escogidos los mensajes.

.

Fase VIII: mantenimiento de la campaña.
¿Cómo generaremos noticia? Durante la duración de la campaña se dosificará las informaciones y los mensajes. Se han de crear noticias para tener repercusión en los medios. Estaremos alerta para los feed-backs y posibles situaciones de crisis.

.

Fase IX: Valoración de la campaña.
¿Ha sido un éxito?, ¿Hemos persuadido? ¿Por qué? Es el momento de analizar, estudiar y valorar si el mensaje ha llegado a nuestro público o no. Si las acciones se han realizado con éxito o no. Si el/los objeti- vo/s marcados han sido conseguidos, y a qué nivel. También es en esta fase de valorar por si o porque no se han conseguido los objeti- vos, y si fuera el caso porqué el mensaje no llegó al público.

.

Vamos a desarrollar cada una de las fases:

.

Fase I: Análisis de la situación multicultural y diagnóstico de problemas.

.

Objetivo: ¿Dónde nos encontramos?

.

Valoramos la situación en la que se encuentra la sociedad catalana y la opinión pública que ésta genera, fruto o no de la realidad social, desde una óptica de multiculturalidad y analizaremos si esta situación debe y puede ser modificada para conseguir un comportamiento diferente en la sociedad respecto a la multiculturalidad. Todo ello en base a conjugar los intereses privados de los poderes públicos con los de los ciudadanos, como hemos explicado en el capítulo dedicado a Bernays.Inputs necesarios.

.

En primer lugar deberemos tener claro cuál es la opinión que sobre la multiculturalidad deseamos en nuestra sociedad. Para ello, serán necesarios estudios de mercado de opinión pública que nos indiquen con toda precisión:

.

a) Si la opinión pública sobre la multiculturalidad se ajusta a la opinión pública deseada.
b) Si la opinión pública es consciente de que esta situación es o no la correcta.
c) Si la opinión pública espera que los poderes políticos resuelvan esta situación.
d) Si la modificación de la opinión puede afectar positivamente la intención de voto.

.

Outputs esperables.

.

Tras esta fase deberíamos tener claro:
a) En qué medida y en que dirección la opinión pública se está desviando del concepto multicultural deseado por nosotros.
b) Cuál será la gravedad de este desajuste a corto y medio plazo para
la ciudadanía y para el país.
c) Quiénes deberán liderar el cambio de orientación multicultural.
d) Cómo afectará a nuestra imagen política a medida que realicemos diversas acciones.Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

El diagnóstico es conveniente que lo haga una consultoría especializada en estudios de mercado dirigida por los consultores en RR.PP. contando, entre éstos, con expertos en multiculturalidad, antropología y sociología.

.

Es absolutamente desaconsejable que lo lideren los propios poderes políticos pues podrían acabar orientando, sin darse cuenta, los resultados en el sentido que más les convenga a ellos. Nuestra experiencia nos dice que cuando se testa un producto el resultado es distinto si el cliente participa o no, pues éste influirá de forma negativa en unos aspectos que no le interesan y de forma positiva en los que le interesa.

.

¿Cómo se hace?

.

Hay que recurrir a métodos de investigación de mercados estándard. Para realizar nuestro estudio sería adecuado tomar, de modo secuencial, los siguientes:

.

a) El método Delphi, que consistiría en tener grupos de ocho a doce expertos en multiculturalidad y administrarles una serie de encuestas en las que expongan sus opiniones en base a unos parámetros prefijados por nosotros y poder contrastarlas y así poder orientar el diagnóstico.
b) Benchmarking de medios (prensa, TV…) para conocer qué corrientes de opinión se están dando.

c) Investigaciones cualitativas (encuestas con preguntas abiertas en las que el encuestado debe contestar ampliamente sobre sus inquietudes multiculturales sin prejuicios, pues su respuesta es anónima) “en la calle” y Focus Group con personas de diferentes segmentos para identificar los criterios y consideraciones a medir multiculturales.
d) Investigación cuantitativa que permita definir el alcance de la situación multicultural, por ejemplo, encuesta tipo test con preguntas cerradas.

.

Factor clave del éxito en esta fase I.

.

El diagnóstico nos permitirá medir el conocimiento diferencial de los signos de la realidad social de la multiculturalidad, ayudándonos, gracias a las fases expuestas con anterioridad (inputs, outputs), a determinar el carácter de la sociedad multicultural y su reflejo en la opinión que genera.

.

El diagnóstico del problema no es la piedra filosofal y no debe servir como única herramienta para definir la campaña. Es un elemento complementario y de gran información e importancia que se debe unir a la experiencia y a la intuición del equipo político y profesional del diagnóstico. Debemos extraer del diagnóstico las conclusiones adecuadas en cuanto a la situación multicultural, pero no debemos intentar exprimirlo sin objeto, permitiendo que avancen el resto de las fases de este modelo.

.

Fase II: Definición del objetivo de la campaña multicultural.

.

Objetivo: ¿Qué queremos?

.

Tener claro cuál es el objetivo de nuestra campaña y de nuestro interés privado, es decir, qué visión de la sociedad catalana, que genera la opinión pública sobre la multiculturalidad, deseamos cambiar y en qué sentido, así como sus posibles repercusiones a la hora de la decisión de la ciudadanía de votar a los políticos responsables del cambio.

.

Inputs necesarios.

.

Debemos tener claro y no modificar el resultado del diagnóstico de la fase I -situación actual sobre la opinión pública acerca de la multiculturalidad-. Además, deberemos definir cómo queremos que sea la opinión pública generada por la sociedad catalana sobre la multiculturalidad al final de la campaña y sus repercusiones, tanto en pro de la sociedad, como en intención del voto.

.

Outputs esperables.

.

Tras esta fase debemos tener claro, en base a los antecedentes de la fase I y las acciones de la fase II, cómo deseamos persuadir la opinión pública para que modifique acerca de la multiculturalidad.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

Es necesaria la colaboración de los responsables políticos con una consultoría especializada en RR.PP., dotada de experiencia en el sector de la empresa y la industria, ya que el problema multicultural empieza, por ejemplo, cuando el inmigrante no se integra porque no sabe desarrollar un trabajo en una empresa moderna y la compañía de RR.PP. ha de estar concienciada y actuar y comportarse como un empresario, pues son éstas quienes principalmente contratan inmigrantes.

.

¿Cómo se hace?

.

Lo más adecuado es empezar visualizando los inputs requeridos en esta fase para, posteriormente, tener varias sesiones de brainstorming con todo el equipo (políticos y consultoras de RR.PP., sociólogos y especialistas de multiculturalidad). Las sesiones de brainstorming deberán estar coordinadas y lideradas por un responsable del equipo de RR.PP., de probada experiencia, que deberá conducir al grupo de trabajo en la línea adecuada. Entre otros muchos objetivos, deberían conseguir:a) Un listado de calidad de posibles alternativas que nos marcamos como objetivo al final de la campaña de persuasión y que sean alcanzables.

.

b) Una valoración de estos objetivos (visiones), es decir, determinar si una vez conseguidos estos objetivos en la opinión pública, obtendremos los objetivos reales que deseamos en el comportamiento público.
c) Perfilar los objetivos finalistas.
d) Analizar sus pros y contras, así como prever situaciones de crisis (cambios importantes en el desarrollo de otros procesos que ocasionen inestabilidad o incertidumbre).
e) Tomar una decisión en base a las fases I y II, ya que tendremos información suficiente para pronunciarnos.

.

Factor clave del éxito en esta fase II.

.

No podemos pretender abarcar demasiado. Cada campaña debe perseguir un único objetivo, definido al inicio de la misma. Si utilizamos la misma campaña para obtener objetivos secundarios adicionales el objetivo principal perderá fuerza y acabará diluyéndose y confundiéndose.

.

Vamos a ejemplificarlo. El objetivo de una campaña podría ser que los inmigrantes no se concentren en distritos por razas sino que se integren en la ciudadanía barcelonesa, pues no interesa un modelo como el comentado de Londres (más de cien distritos distintos y cada uno corresponde a una raza extranjera implantada en la ciudad). Lo que no sería correcto es que a mitad de esta campaña, con objetivo claro y único, añadiéramos otro objetivo: que los inmigrantes hablen catalán, puesto que se diluirían esfuerzos y mensajes. Los objetivos hemos de separarlos, cada campaña necesita de un estudio y parámetros preestablecidos.

.

Fase III: Identificación del mensaje multicultural y estrategia de comunicación.

.

Objetivo: ¿Cómo persuadiremos?

.

Diseñar el mensaje de campaña más adecuado para conseguir impactar en la sociedad catalana y, en consecuencia, en la opinión pública que ésta genera, y definir la estrategia de comunicación y persuasión acorde con este mensaje fruto de la investigación metodológica.

.

Inputs necesarios.

.

Gracias a las dos primeras fases ya sabemos qué elementos de la opinión pública actual deseamos cambiar y en qué dirección estratégica y operativa. Además nos será de gran utilidad realizar una investigación de benchmarking viendo lo que se ha hecho en otros países y sacar lo mejor de las mejores prácticas en situaciones similares de distintas comunicaciones multiculturales, a fin de disponer de un listado de mensajes, así como contenidos anteriormente utilizados y sus resultados en campañas de RR.PP., en nuestro propio país y otros.

.

Consta de dos outputs complementarios.

.

a) El mensaje principal de campaña y los mensajes secundarios que lo deberán apoyar.
b) La estrategia de comunicación, sería:
b1) Diseñar relaciones con todos los medios de comunicación, y con todas las asociaciones de inmigrantes, así como con grupos de presión y colectivos afectados de ciudadanos y otros lobbys de ciudadanos inmigrantes y ciudadanos del país.

b2) Diseñar las posibles situaciones de crisis que se contemplen o puedan contemplar durante la campaña, en especial los últimos días, teniendo respuesta para todo lo expuesto.
b3) Diseñar una campaña publicitaria, propagandística, de publicity, en base a los mensajes recibidos del feedback de la opinión pública y predeterminados por el marketing research.
b4) Diseñar mensajes, conferencias, ruedas de prensa, sin olvidar a ningún colectivo de inmigrantes, para que nadie quede excluido -los con papeles y los sin papeles-. Así como mensajes para el ciudadano nacido en el país para que no se sienta ofendido y vea la campaña como beneficiosa para él.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

En esta fase deberán trabajar, conjuntamente, la consultoría de RR.PP., una o varias empresas publicitarias, para contrastar creatividades, y los responsables políticos, y todos ellos en base a los intereses privados prefijados ya en las fases anteriores.

.

¿Cómo lo hacemos?

.

Deberemos trabajar con la técnica del brainstrorming:
a) Brainstrorming para la modificación deseada en la opinión pública catalana en base a intereses públicos y privados predeterminados por la Gestión Previa del Conocimiento (todo lo que hemoshecho con anterioridad tendrá que ser conocido por los participantes en el brainstorming) y el marketing research.
b) Brainstrorming para la estrategia en multiculturalidad de los líderes políticamente contrarios: sus puntos fuertes y sus puntos débiles, así como la de sus equipos y empresas, sus relaciones multiculturales y su entorno, posibles críticas y amenazas.

.

Las fases del brainstrorming deberán conducir a:
a) Una lista de potenciales mensajes multiculturales de calidad que generen credibilidad y confianza.
b) Una valoración segmentada de los mismos en cuanto a los objetivos, es decir, tenemos que conseguir que cada mensaje vaya dirigido a su público: mensajes a los adolescentes, a los jóvenes, a los mayores, a los inmigrantes y a otros colectivos, diferenciados en función de nuestro objetivo.
c) Una valoración de cuáles son los mejores canales de comunicación para cada mensaje.

.

Factor clave del éxito en esta fase III.

.

Sea cual sea el mensaje, es muy importante que tengamos a punto la respuesta confirmatoria al mismo, de forma que, si la campaña ha sido un éxito, toda la sociedad deberá identificarnos como los iniciadores y patrocinadores de la misma. Pero que si deviene una situación de crisis, deberemos tener siempre una alternativa que desvíe la atención hacia otros puntos importantes de la campaña y nos proporcione capacidad de reacción a tiempo y en el momento oportuno.

.

Fase IV: Identificación de los clientes que son los objetivos multiculturales.

.

Objetivo: Analizar quién es nuestro público objetivo a persuadir y cómo diferenciarlo del resto de segmentos de la sociedad.

.

Inputs necesarios:

.

a) Investigación de mercado, segmentada y cuantitativa, que nos permita diferenciar el estado de la sociedad y su opinión pública respecto al factor multicultural. Esta acción nos debería proporcionar un conocimiento profundo, sin precedentes, de las distintas opiniones, en base a los distintos colectivos, votantes y no votantes.
b) Utilización de las ciencias sociales para conocer las actitudes y reacciones de nuestros públicos ante nuestras ideas y mensajes multiculturales, y conocer cómo piensa, y se comporta y actúa, individualmente y en grupo, en base a los mismos.
c) Uso de la Gestión del Conocimiento dentro del propio Ayuntamiento, Gobierno autonómico y Gobierno Central, que nos informará y documentará ampliamente de la realidad social sobre los colectivos y públicoobjetivo a persuadir, y de todo lo que nos interesa de forma interna y externa.

.

Output.

.

Identificación del segmento de público a persuadir, atendiendo a factores multiculturales diferenciadores como: edad, sexo, raza, origen geográfico, religión, criterios geográficos, criterios demográficos, cri- terios socioeconómicos, criterios culturales.

.

Desarrollo ¿Quién lo hace?

.

Requeriremos de un grupo de decisión formado por los responsables políticos, sociólogos, la consultora en RR.PP. y la consultora en investigación de mercados, unido a los expertos en multiculturalidad.

.

¿Cómo se hace?

.

Deberemos, en primer lugar, atender a la evaluación de la investigación de mercados para conocer los segmentos de la opinión pública a considerar. Después, tras analizar el resto de datos y, en especial, las opiniones de los diferentes colectivos, deberemos consensuar qué segmentos son nuestro objetivo, qué esperamos de cada uno de ellos y qué tipo de mensaje es el más acorde para cada segmento.

.

Factor clave del éxito en esta fase IV.

.

En multiculturalidad suele haber tres segmentos de público bastante diferenciados: los ciudadanos nacidos en el país, los ciudadanos inmigrantes dotados de papeles y los ciudadanos inmigrantes ilegales o sin papeles. Una campaña de MMPS no funcionará si sólo es capaz de movilizar a uno de los tres segmentos, pues los otros se sentirán excluidos y agredidos ante esta movilización, aunque sea positiva. Por lo tanto, el mensaje global ha de convencer a los tres segmentos, aunque a cada uno de ellos lo persuadamos con mensajes secundarios bien diferenciados. En ocasiones, el inmigrante cuando posee papeles ya no piensa de la misma forma que cuando no los tenía.

.

Fase V: Identificación de canales de campaña.

.

Objetivo: ¿Cómo identificar los mejores canales para orientar la campaña con el mensaje que deseamos inculcar al público target y que éste coincida con nuestros intereses?

.

Si tenemos el soporte de nuestros públicos hacia el mensaje multicultural, nada puede hacernos fracasar y puesto que conocemos como piensan, actúan y se comportan, les ofreceremos lo que quieren oír y lo que estamos dispuestos a hacer por ellos, puesto que será de su interés y de la sociedad en general, y todos salen ganando.

.

Inputs necesarios.

.

Deberemos realizar una investigación comercial sobre los canales, es decir, Internet, TV, etc. utilizados en anteriores campañas, aunque no sean sobre multiculturalidad, pero que hayan sido enfocados al público objetivo identificado que perseguimos nosotros. El objetivo es conocer sus principales intereses, preocupaciones, etc: de esta forma, será más fácil ganarlos para nuestra causa.

.

Output.

.

Lista de canales, identificando para cada uno de ellos: el público al que se orientará, el fin que perseguirá, la fuerza dentro del global de canales.

.

Los canales pueden ser:
a) Prensa y medios de comunicación.
b) Los propios políticos con sus discursos y mensajes.
c) Representantes de entidades y colectivos organizados.

d) Estrategias que incidan de forma implícita en la visión multicultural de la opinión pública, por ejemplo: guiones de teleseries, promoción de determinados iconos públicos, organización de eventos.
e) Nuevos canales (Internet, sms, etc.).
f ) Crear plataformas independientes que nos apoyen en campaña.
g) Líderes de opinión.Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?:

.

Un grupo de decisión formado por los responsables políticos, sociólogos, la consultora en RR.PP., una consultora especializada en medios de comunicación y una consultora especializada en investigación de mercados, así como los expertos multiculturales.

.

¿Cómo se hace?:

.

En primer lugar deberemos tener claros los mensajes a transmitir y el público a quien va dirigido -objetivo identificado- (lo deduciremos de las fases I a la IV, ya trabajadas). Con estos datos y el historial de campañas anteriores, deberíamos ser capaces de listar una serie de posibles canales de comunicación. Deberemos valorar, en equipo, los pros y contras de cada canal y su potencial aplicación a fin de obtener la lista definitiva con su caracterización para la campaña. También debemos prever posibles situaciones de crisis, como por ejemplo, si un líder dice que apoya nuestra campaña y luego aparece un vídeo apoyando lo contrario.

.

Factor clave del éxito en esta fase V.

.

Los mejores canales son los indirectos utilizados por los RR.PP por duración y credibilidad. Si queremos conseguir persuadir a la opinión pública y que el mensaje arraigue a medio y largo plazo, en especial si se utilizan los llamados mensajes “mitineros”, es decir, poco argumentados, debemos utilizar los canales indirectos que perduran en el tiempo y gozan de más credibilidad.

.

Fase VI: Prueba Piloto.

.

Objetivo: Aseguremos el éxito.

.

Testar, en un laboratorio, con personas que forman colectivos de público objetivo, nuestra campaña de comunicación para identificar su validez y áreas de mejora.

.

Inputs necesarios.

.

Tendremos ya identificados los canales de comunicación, los mensajes y el tipo de público escogido que debemos persuadir.

.

Output.

.

Aprobación de los elementos clave de la campaña (mensaje, públicos y canal), que podrán haber sido rectificados tras la prueba piloto, y que nos validará o rectificará nuestra estrategia global de campaña.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

La ejecuta una consultora especializada en investigación de mercado y RR.PP.

.

¿Cómo se hace?

.

Debemos disponer de un laboratorio de contrastación en el que poder probar nuestra metodología, con comodidad y facilidades, para que los colectivos respondan a nuestras inquietudes sin influencias.

.

Para ello se seguirán las siguientes fases:
a) Selección de varios grupos de personas de cada uno de los segmentos elegidos. En nuestro modelo, inmigrantes con y sin papeles y ciudadanos dotados de nacionalidad, en base a los parámetros marcados por los sociólogos.
b) Primera entrevista a fin de conocer su opinión sobre la multiculturalidad y lo que ésta representa para ellos.
c) Selección de campañas y mensajes segmentados.
d) Aplicación de las diferentes campañas y mensajes a los grupos de personas, es decir, en base a los mensajes que queremos inculcar
al público objetivo testarlo previamente para entender y comprender sus aplicaciones.
e) Segunda entrevista con el fin de ver si su opinión sobre la multiculturalidad ha cambiado o no.
f ) Identificación (por cruce de datos) de los mensajes-campañas- segmentos de público que han funcionado mejor entre los ciudadanos testados.

.

Factor clave del éxito en esta fase.

.

Debemos dejar la prueba piloto en manos de profesionales. En este momento es cuando entran en acción los RR.PP. Cualquier interferencia del político o poderes públicos generará un sesgo que impedirá sacar conclusiones científicas.

.

Fase VII: Lanzamiento de la campaña: la fórmula del éxito aplicada a la multiculturalidad.

.

Objetivo: Ejecutar la campaña con garantía de persuasión multicultural.

.

Ejecutar y gestionar la campaña orientada a persuadir la opinión pública en base a los antecedentes expuestos sobre el factor multicultural, objeto de nuestro proyecto. Es decir, que el ciudadano extranjero y el dotado de nacionalidad acepten nuestro mensaje.

.

Inputs necesarios.

.

Gracias a las fases anteriores ya tendremos definido y calificado lo que hay que hacer respecto a mensajes, canales y público objetivo.

.

Output.

.

Ejecución de la campaña según lo planeado estratégicamente.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

El equipo político deberá designar un grupo profesional independiente y de confianza, especializado en comunicación, Marketing y RR.PP. Ellos liderarán la campaña con la supervisión y el consenso de los políticos y en base a los intereses privados y públicos.

.

¿Cómo se hace?

.

Aunque ya tenemos claros los objetivos, segmento, mensaje y canales ahora deberemos actuar con precisión.

.

Para ello es fundamental disponer de las siguientes herramientas:
a) Presupuesto con partidas precisas y responsables asignados a cada una de ellas.
b) Cronograma preciso de las etapas de comunicación que se deberán ejecutar sucesivamente.
c) Dividir en pequeños proyectos la macro campaña y asignar responsables, inputs y outputs a cada uno de ellos.

.

Factor clave del éxito en esta fase VII.

.

La campaña debe ser capaz de hacer coincidir el interés multicultural del poder político (interés privado) con el del ciudadano objetivo (interés público), de forma que ambos se beneficien mutuamente, para tener el apoyo de los públicos y, en consecuencia, de la opinión pública que éstas generan. (este aspecto lo ejemplificaremos con dos casos al final del capítulo)

.

Fase VIII: Mantenimiento de la campaña.

.

Objetivo: ¿Cómo generaremos noticia?

.

Generar suficiente noticia alrededor de nuestra campaña para que ésta sea todo lo efectiva y noticiable que deseamos para aumentar la repercusión de la misma.

.

Inputs necesarios.

.

Debemos tener claros quiénes son los elementos de nuestra sociedad que pueden hacer de caja de resonancia para nuestra campaña

.

Output.

.

Acuerdos, contactos, reuniones y networking81 con los estamentos, plataformas e instituciones identificadas.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

Nuestro equipo político, con soporte de un gabinete de prensa y de expertos en RR.PP.

.

¿Cómo se hace?

.

Una vez lanzada la campaña debemos utilizar, además de nuestros canales directos, todos aquellos elementos que potencien el mensaje:
a) Relación con grupos de presión.
b) Relación con asociaciones, plataformas e instituciones multiculturales.
c) Especial atención a ONG´s.
d) Acudir a los medios independientes y especializados para presentar debidamente nuestro proyecto.
e) Persuadir al líder o líderes para que arrastre a los grupos sobre los que tiene influencia.
f ) Persuadir a las organizaciones multiculturales.

.

Factor clave del éxito en esta fase VIII.

.

Conocer a qué medios y organizaciones nos dirigimos, así como a los líderes. Deberemos tener preparada la estrategia para una posible situación de crisis por si uno de los líderes provoca una noticia no deseable durante la campaña.

.

Fase IX: Valoración de la campaña.

.

Objetivo: ¿Ha sido un éxito?, ¿Hemos persuadido?

.

Medir la efectividad final de la campaña, así como la identificación de las áreas de mejora para futuros proyectos y conseguir estar siempre en la mente del ciudadano.

Inputs necesarios.
Objetivos de eficacia de la campaña:
a) ¿Hemos hecho un bien a la sociedad?,

b) ¿Lo hemos dado a conocer?,
c) ¿Ha cambiado la opinión pública?,
d) ¿Ha cambiado el comportamiento multicultural de la sociedad?,
e) ¿Hemos conseguido la credibilidad y la confianza necesarias que
se traducen en votos para los políticos?,
f ) ¿Qué dicen las encuestas de intención de voto?,

g) ¿Nos han votado?,

.

Output.

.

Debemos ser capaces de relacionar, numérica y gráficamente, el esfuerzo realizado en la campaña con el cambio en la forma de pensar y actuar de nuestra sociedad. También deberemos confeccionar un listado de medidas correctoras que nos podrían haber ayudado, aún más, a tener éxito en la campaña, para aplicarse en el futuro.

.

Desarrollo.

.

¿Quién lo hace?

.

Consultoría especializada en sociología e investigación de mercados.

.

¿Cómo se hace?

.

Durante y al final de la campaña se realizarán encuestas a la opinión pública para conocer si van modificando su percepción sobre la multiculturalidad, se estudiarán los comentarios y soportes de los medios de comunicación, plataformas, etc. Es importante que estas encuestas sean idénticas, en formato y ejecución, a las que se realizaron en el diagnóstico inicial.

.

Asimismo se medirán ratios y datos que impliquen un cambio en el comportamiento multicultural de la sociedad catalana, como: comercios de inmigrantes, abiertos actualmente; niños de inmigrantes en la escuela; parejas mixtas de inmigrante-no inmigrante; porcentaje de inmigrantes que viven en el barrio, etc.

.

Factor clave del éxito en esta fase IX.

.

Es obvio que la opinión pública puede cambiar de actitud, puesto que, sin ninguna duda, es persuadible en un plazo más o menos corto. Debemos poder medir este cambio mediante encuestas. Las modificaciones en el comportamiento requieren, para asentarse en la mente del individuo y no ser una moda efímera y pasajera, de más tiempo, por lo que la valoración final del éxito de una campaña de este tipo requiere, también, medidas a medio y largo plazo que, además, estarán unidos al mantenimiento de la campaña.

.

Para finalizar este apartado, y a modo de resumen, hemos “visualizado” el método MMPS en un cuadro de doble entrada (fases, componentes).

s